Saltar al contenido
Test de Embarazo Online

Embarazo ectópico

El embarazo ectópico es aquel que tiene lugar fuera del útero. En un embarazo normal, el óvulo fecundado viaja a través de las trompas de Falopio para llegar finalmente hasta el útero donde las hormonas del cuerpo de la mujer han creado una mucosa adecuada, para que se produzca la división celular que dará lugar a un embrión.

En el caso de un embarazo ectópico, el óvulo fecundado encuentra algún tipo de obstrucción en su camino hacia el útero, quedando retenido sin poder llegar al lugar que el cuerpo de la mujer ha preparado para su crecimiento. Por lo general, en este tipo de embarazos el óvulo queda en las trompas de Falopio, aunque también pueden aparecer embarazos donde haya quedado retenido en los ovarios o en la cavidad abdominal.

Síntomas embarazo ectopico

Cuando el óvulo fecundado no llega a alcanzar el útero, el desarrollo del mismo a consecuencia de la división celular supone graves problemas de salud para la mujer. Las trompas de Falopio, principal lugar donde queda retenido el óvulo fecundado en los embarazos ectópicos, son conductos muy estrechos, por lo que el crecimiento del mismo puede llegar a causar la explosión de las trompas.

Factores de un embarazo ectópico

Existen diversas causas que pueden tener como resultado un embarazo ectópico. Los principales factores que pueden originar este tipo de embarazo son:
El óvulo fecundado puede tener dimensiones desproporcionadas. Puede ocurrir que el óvulo tenga un tamaño demasiado grande como para atravesar las trompas de Falopio. En este caso, quedará bloqueado en una de ellas al no poder completar su desplazamiento.
Desplazamiento lento del óvulo. Si por algún motivo el movimiento del óvulo que le llevará hasta el útero es más lento de lo normal puede ocurrir que el mismo no llegue a alcanzar su objetivo, provocando el desarrollo de dicho óvulo en un sitio equivocado.

Tener las trompas ligadas, conocido con el nombre de cirugía tubárica. Las mujeres que se han sometido a este tratamiento para evitar embarazos, cuentan con una obstrucción en las trompas, por lo que, en caso de que la fecundación se produzca, el paso del óvulo se imposibilita, aumentando el riesgo de embarazo ectópico. Del mismo modo, aquellas mujeres que se han sometido a una cirugía de recanalización tubárica para volver a quedarse embarazadas presentan un mayor riesgo de experimentar este tipo de embarazos extrauterinos.
Haber sufrido una enfermedad pélvica inflamatoria. El haber sufrido una infección en el aparato reproductor superior, normalmente causadas por infecciones de transmisión sexual no tratadas, son un factor desencadenante de los embarazos extrauterinos.
Haber experimentado un embarazo ectópico previo. El haber pasado por este tipo de embarazo con anterioridad, eleva la probabilidad de volver a sufrirlo entre un 10 y un 25 por ciento.
La edad. La tasa de embarazos ectópicos aumenta con la edad de la mujer siendo mayor en mujeres de entre 35 y 44 años.
DIU. Las mujeres con un dispositivo intrauterino, en el raro caso de que queden embarazadas, tiene muchas posibilidades de que este sea extrauterino.
Presencia de endometriosis
Defectos congénitos en las trompas de Falopio
Consumo de tabaco. Las mujeres fumadoras tienen el doble de probabilidades de sufrir un embarazo ectópico. Esto es debido a que la nicotina puede paralizar los cilios que se encuentran en el revestimiento de las trompas de Falopio, que son los encargados de llevar el óvulo fecundado hasta el útero.

Como es un embarazo ectopico

Signos de embarazo ectópico

Los signos que demuestran la presencia de un embarazo ectópico en muchas ocasiones no son claros. En la mayoría de los casos se experimentan los mismos síntomas que en un embarazo clásico, es decir, náuseas, fatiga, debilidad. Solo algunas mujeres pueden presentar signos que alertan sobre la presencia de un embarazo extrauterino. Los principales síntomas a tener en cuenta son:
Dolor muy fuerte en la parte baja del abdomen. Se produce inicialmente solamente en uno de los lados. Puede sentirse este dolor al orinar, al evacuar, al toser o al hacer movimientos bruscos.
Muchas mujeres con embarazos extrauterinos presentan náuseas y mareos, así como desvanecimiento o debilidad.
Dolor de lumbago en la parte baja de la espalda y dolor de hombros. Algunas mujeres también experimentan presión en el recto.

¿Se puede detectar un embarazo ectópico?
Las pruebas para detectar la presencia de este tipo de embarazo es la realización de una prueba de embarazo y una ecografía vaginal.

Cómo prevenirlo

No existe ninguna forma de prevenir un embarazo ectópico, solamente se pueden reducir las probabilidades de que se produzca, evitando las infecciones que podrían provocar una cicatrización de las trompas de Falopio y por tanto su obstrucción. Para ello resulta recomendable practicar relaciones sexuales con precaución, tomando medidas para evitar contraer infecciones. En el caso de que se produzca la infección es vital recibir el tratamiento adecuado para la misma. Otro punto que reduce la aparición de este tipo de embarazos es evitar el consumo de tabaco.

Se puede abortar un embarazo ectópico

En algunos casos el embarazo ectópico se aborta de forma natural, pero en otros es preciso el uso de tratamientos farmacológicos o quirúrgicos para evitar los daños que este tipo de embarazos pueden ocasionar en el cuerpo de la mujer.