Seguro médico en el embarazo

Hola chicas, en el artículo de hoy os voy a dar mi opinión personal sobre si es necesario o no un seguro médico en el embarazo, ya sabéis que vivo en España y por lo tanto, mi experiencia se basa en este país pero las que viváis en otros países y podáis acceder a un seguro de salud también podéis tomar nota.

El embarazo es una de las experiencias más maravillosas por las que podrás pasar a lo largo de tu vida. No por el proceso en sí, que ya sabemos que es cansado, molesto y lleno de altibajos, sino por el resultado final: poder sostener por fin a tu bebé tras tantas vicisitudes es una inyección de vida y alegría como no existe otra en el mundo.

Sin embargo, no por ser el embarazo algo completamente natural deja de estar exento de posibles complicaciones. Durante los nueves meses de gestación nuestro cuerpo atraviesa por un sinfín de cambios y ha de estar preparado para afrontar cualquier tipo de complicación. Y el parto en sí no deja de ser un procedimiento médico con un riesgo muy real. Un porcentaje muy alto de los partos terminan en cesárea que, al fin y al cabo, es una operación. Muy común, cierto, pero estamos hablando de cirugía y esta siempre entraña sus riesgos.

¿Necesitamos pues un seguro médico en el embarazo?

Nosotros (hablo también por mi pareja) opinamos que: sin duda.

La tan denostada Seguridad Social es un bien muy necesario en nuestra sociedad actual y el personal médico español de los mejores valorados del mundo. Sin embargo, la consecuencia directa de ser un derecho universal es tener un servicio sanitario colapsado de manera continua. Si estamos hablando de que vamos a necesitar atención continua durante al menos nueve meses la tenencia de un seguro médico que cubra embarazo y parto verá recompensado con creces el coste añadido.

En primer lugar, la atención será completamente personalizada. Además de poder escoger al médico que tú quieras, este no se verá en la situación de tener que atender a otras diez pacientes en los siguientes treinta minutos. Cuando pidas cita con tu médico tendrás la completa seguridad de que el trato será minucioso y dedicado por completo. Asimismo, podrá tratar la evolución del embarazo de manera más seguida. Se acabó el tener que esperar dos meses para que te den cita: si quieres que te vean el próximo miércoles, ten por seguro que lo harán.

¿Qué es la carencia de un seguro médico de embarazo?

Si estás buscando tener un bebé y aún no tienes contratado un seguro privado de embarazo y parto hay que tener muy presente la carencia del seguro. La carencia, es el periodo de tiempo que transcurre entre el momento de la contratación del seguro y el momento en que el asegurado puede comenzar a disfrutar de las garantías del mismo. Esto es, puede que contrates el seguro médico para embarazadas el día 1 de marzo, quedes en estado 3 meses después y… ¡no te cubra el seguro puesto que existe una carencia de 6 meses!

Para que tengas una referencia, en lo referente a seguros de embarazo y parto este periodo de carencia suele rondar los 8 meses. Por este motivo, si estamos buscando tener un retoño en un futuro próximo lo mejor que podemos hacer es ir mirando desde ya alternativas para contratar un buen seguro de salud para el embarazo y asegurarnos que, cuando llegue el momento, estemos completamente protegidas ante cualquier eventualidad. Existen seguros sin carencia para embarazadas (enseguida te mostraremos alguno), pero si quieres disponer de un buen conjunto de alternativas para poder elegir la que mejor se acomode a tus necesidades será mejor que comiences ahora mismo la búsqueda.

Por supuesto, la carencia solo afecta a determinadas coberturas del seguro y queda invalidada ante urgencias médicas. Para quedarte tranquila lo mejor es que compruebes las coberturas que quedan exentas en tu seguro médico durante la carencia y te quedes con el que más te convence, aunque sin duda lo mejor es evitar este periodo por completo contratándolo con la suficiente antelación.

¿Cuál es el mejor seguro médico para embarazo?

Dependerá de tus necesidades, pero para ayudarte en la elección de un buen seguro hemos realizado una pequeña lista con los que, en nuestra opinión, mejores garantías ofrecen. Nos hemos basado en las compañías que mejor puntuación obtienen de sus clientes según la OCU. Los precios dependerán siempre de tu edad, lugar de residencia e historial médico previo, pero incluiremos unos precios base medios a modo de comparación. ¡Vamos a ello!

Seguro médico de Cigna

Esta compañía aseguradora posee unas referencias excelentes por parte de sus clientes, así que no dudamos que hagan un estupendo trabajo. Su servicio más barato que incluye embarazo y maternidad sale por unos 43 euros de media e incluye clases de preparación al parto, habitación individual con cama de acompañante, seguimiento completo durante el embarazo, una ecografía 3D del feto, cobertura total de gastos del recién nacido durante los primeros 7 días mientras permanezca ingresado y exámenes de salud de nuestro bebé. Como parte “negativa” tiene un periodo de carencia de 8 meses.

Seguro de salud Axa

Otro de los pesos pesados en seguros de salud y también muy bien valorado. Como en el caso anterior disponen también de carencia y dependiendo de la modalidad contratada las clases de preparación al parto pueden entrar como copago. Dispone de un servicio de reproducción asistida, pero en este caso la carencia se eleva a dos años. Si estamos pensando en tener hijos a más largo plazo y queremos estar cubiertos frente a posibles complicaciones en la concepción resulta una opción excelente. La modalidad más barata que nos puede interesar viene a costar uno 29 euros. Si queremos una ecografía en 3 dimensiones el precio se dispara hasta los 65 de media.

Seguro médico para embarazadas de IMQ

Si resides en Vizcaya probablemente no encuentres mejor servicio privado que el IMQ. Disponen de unos servicios muy completos en cuestiones de maternidad y parto, y el nuevo edificio que han construido en Zorrotzaurre es de los mejores equipados de España. Disponen también de sesiones de rehabilitación del suelo pélvico para después del parto, algo bastante menospreciado por las clínicas habituales pero también extremadamente necesario. Ecografías, clases de preparto, matronas a domicilio, salud dental durante el embarazo… También tienen un periodo de carencia de 8 meses.

Seguro de salud Mapfre

Similar a los anteriores aunque hay ciertos servicios que en principio no están incluidos, así que lo mejor es consultar directamente. Con unos 50 euros de media, si tenemos contratado otro tipo de seguro con Mapfre la cuota se reducirá sensiblemente. Nuevamente, 8 meses de carencia en lo que viene siendo la tónica habitual.

Seguro de Asisa para embarazadas

La parte buena de Asisa es que disponen de infinidad de tipos de seguro médico, con lo que podrás obtener el que mejor se adapte a ti sin ningún tipo de duda. Lo malo es —nuevamente— que disponen de infinidad de tipos de seguro médico, con lo que tardarás en bucear por todos ellos para poder encontrar tu seguro ideal. Tienen precios bastante competitivos y periodo de carencia de 8 meses para el parto y 6 para el resto de medios especiales de diagnóstico durante el embarazo.

Sanitas, seguro médico sin carencia en el embarazo

Si estabas buscando un seguro médico sin carencia por fin lo has encontrado, siempre y cuando quedes embarazada después de la contratación del seguro. El parto sí tiene una carencia de 8 meses, sin embargo. Como nota extra, disponen de clases de pilates y de fisioterapia para embarazadas, aunque por ahora solo en Madrid.

Esperamos que este artículo os haya servido de ayuda y haya aclarado vuestras dudas respecto a los seguros que podéis contratar en caso de estar buscando un bebé. ¡Os esperamos en el próximo!

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *